El aislamiento acústico no es más que la protección de un lugar frente al ruido. Esto es posible gracias al uso de diversas técnicas, materiales y tecnologías que permiten evitar la entrada de sonidos externos a determinada estancia y no alterar su acústica interna de ninguna forma.

Esto es ideal para proporcionar una protección a las instalaciones que no llegue a limitar la convivencia dentro de ellas. ¿Te imaginas cómo sería vivir escuchando constantemente los sonidos externos como el tráfico o las conversaciones de tus vecinos? Esto es evitado gracias a la implementación de diversas técnicas y a continuación te contaremos cuáles son las principales:

1. Insuflación

La insuflación es una de las técnicas de aislamiento acústico más sencillas y económicas que existen. A través de esta, se utiliza un material polimérico dentro de las cavidades de determinado perímetro que funcionará como un material aislante. 

Esta es aplicada mediante una intervención sencilla perforando orificios en zonas estratégicas de las paredes de una estancia que evita el paso de sonido por las mismas. 

2. Paneles acústicos

Los paneles acústicos permiten absorber el sonido gracias a la composición de su estructura. Estos se tratan de paneles comúnmente fabricados en materiales como lana de vidrio o roca que son instalados en el interior de las paredes o en los falsos techos. A diferencia de la insuflación, estos requieren de una instalación más elaborada. Mientras que a su vez, logra conseguir mejores resultados debido a sus materiales.

Esta técnica es ideal para instalaciones que están en plena construcción y requieran de un método definitivo de aislamiento acústico que no llegue a requerir de mantenimientos o nuevas instalaciones.

3. Mampostería de insonorización

Al igual que los paneles acústicos, esta es una técnica ideal para instalaciones en plena construcción que deseen contar con un aislamiento acústico desde un principio. La mampostería de insonorización logra conseguir grandes resultados de aislamiento debido a su estructura ubicada en las paredes que permite que el ruido sea absorbido y dispersado de forma absoluta.

Esta técnica es comúnmente utilizada en instalaciones que requieran de una privacidad total que no permita la entrada o salida de sonido, siendo muy común en oficinas, zonas de grabación o estudios musicales.

Si estás interesado en implementar alguna de estas técnicas en tus instalaciones de la mano de especialistas en el área, en Reformas JRC podemos ayudarte. Somos una empresa de reformas en Zaragoza con amplia experiencia en la instalación de técnicas de aislamiento acústico. Si deseas conocer más información, contacta con nosotros.

Call Now Button